11 de septiembre | La grabación del vuelo 93: “Tenemos una bomba a bordo” | Mundo


El 11 de septiembre del 2001, fueron secuestrados cuatro aviones en el este de EE. UU. Dos de ellos se dirigieron a las torres gemelas en Nueva York, uno se estrelló en el Pentágono y el cuarto tenía como objetivo el Capitolio, sede del Congreso. Sin embargo, este último terminó estrellándose en un campo despejado debido a la reacción de los pasajeros.

En 2006, durante el juicio contra Zacarias Moussaoui, integrante de la organización terrorista Al Qaeda y uno de los autores intelectuales de los atentados, se reprodujo la grabación de la cabina de los pilotos del vuelo 93 de United Airlines, dónde se escucha cómo los pasajeros decidieron recuperar el control de la aeronave.

PUEDES VER 18 años después del atentado de las Torres Gemelas, la herida histórica aún sangra [VIDEO]

La grabación inicia con la voz de un hombre que supuestamente es Ziad Jarrah, el secuestrador que tomó el lugar del piloto en el avión. Haciéndose pasar por un miembro de la tripulación, se dirigió a los pasajeros: “Soy el capitán, por favor, siéntense, tenemos una bomba a bordo”.

Luego de una mezcla de gritos, se oye a los secuestradores varias veces “siéntense”. Más tarde, un miembro de la tripulación implora: “Por favor, por favor, no nos hagáis daño. No quiero morir”.

“Todo está bien. He terminado”, anuncia uno de los secuestradores, seis minutos después de haberse iniciado el caos, según la agencia Reuters.

Mientras el vuelo seguía su curso, algunos de los pasajeros se enteraron gracias a sus teléfonos móviles de que los otros tres aviones se habían estrellado. Esto les hizo darse cuenta de que no se trataba de un simple secuestro, sino de un atentado suicida.

La ‘caja negra’, donde se registró la grabación de los acontecimientos en el avión aquel día. Foto: AP.

PUEDES VER ‘El hombre que cae’: la imagen que retrató la desesperación del 11 de septiembre

Los pasajeros decidieron tomar la cabina para reducir a los secuestradores, tal como recoge la grabación: se oye aparentemente cómo empujan los carros de comida a través del pasillo para intentar abrir la puerta por la fuerza.

“¿Pasa algo? ¿Una pelea?”, dijo en árabe un secuestrador. “Sí”, responde otro.

A fuera de la cabina, alguien grita “empújalo”, presuntamente refiriéndose al carro. Luego, se escucha a otra voz decir: “Si no lo hacemos, moriremos”.

En medio de la desesperación, el piloto hace girar al avión de lado a lado y uno de sus cómplices ordena cortar la distribución del oxígeno para neutralizar a los pasajeros.

“Alá es el más grande”, se escucha a alguien gritar antes de que el avión se estrellara contra el suelo de Pensylvania, muy lejos de su destino.

Ninguna persona que iba en el avión sobrevivió.

La siguiente grabación corresponde a la conversación telefónica entre el United 93 y la torre de control de Cleveland.

Loading...


origen

error: Content is protected !!