Porque mi bebé llora para quedarse dormido – Resuelve los problemas para dormir de tu bebe

Mas Informacion

Ver llorar a tu bebe es posiblemente el momento más triste de todos. Tú no quieres que llore, quieres que sea feliz y por supuesto, saludable. Pero para que eso suceda, debe dormir apropiadamente.
Seria genial si tu hijo/a pudiera aprender a dormir sin llanto o frustración en absoluto. Todo padre puede confirmar esto. Desafortunadamente, la verdad es que todos los niños, sin importar el método que se use para ayudarlos a dormir, inevitablemente soltaran algunas lágrimas en el proceso. Veamos la razón.
Primero que nada, los niños lloran cuando están aprendiendo a dormir porque están protestando, no les gusta el cambio, de hecho, ODIAN el cambio. Piénsalo bien.
¿Recuerdas tu libro favorito de cuando aún eras un pequeño/a?, ¿Recuerdas querer leerlo una y otra vez, aunque ya conocías de memoria todas las palabras?
Todos nos resistimos al cambio, niños y adultos por igual. Es normal hacerlo, y es normal que tu hijo/a exprese esa resistencia al llorar. Después de todo, el llanto viene antes que las palabras y no al revés.
En segundo lugar, mientras los niños empiezan a aprender como dormir pero aún no han averiguado exactamente como, se encuentran entendiblemente frustrados. Ya no tienen a mamá y papá a su lado para ayudarlos a dormir, y aun no saben qué hacer de diferente, aunque eventualmente lo sabrán.
Lo que es realmente interesante sobre quedarse dormido, es que aunque cada uno de nosotros nace con la habilidad de hacerlo, es considerado un conocimiento adquirido. Y aun así, no puedes enseñarle a nadie más cómo hacerlo, no puedes simplemente decirle a tu niño/a que cierre sus ojos y duerma. En su lugar, cada uno de nosotros debemos aprender por nuestra cuenta que hacer para lograr entrar consolidar el sueño.
Por supuesto, hay niños que aprenden como dormir casi por acto de magia, con muy poco esfuerzo por parte de los padres, sin embargo, los niños son todos diferentes y cada uno es único.
Tu niño/a, junto con muchos otros, no ha aprendido esta habilidad esencial aun, por lo que necesita que des un paso atrás, para que él tenga la oportunidad de lograrlo por si mismo.
¿Cómo lo hará?, pues podría mover sus piernas un poco, podría mecer su cabeza suavemente de lado a lado o podría abrazar un peluche. O tal vez chupe su dedo pulgar. Si es algo mayor, tal vez juegue con su cabello.
La verdad es que, cada uno de nosotros hace diferentes cosas quedarnos dormidos y tu hijo seguramente encontrara una manera que sea perfecta para él. Pero no descubrirá estas cosas tan fácilmente, contigo parado a su lado o levantándolo, mejor dicho, no tendrá la motivación de hacerlo.
Puesto en palabras más simples, si lo “ayudas”, el llorara aun más debido a que el toqueteo se sentirá como una molestia que reforzara el llanto.

Problemas para Dormir y Alimento Nocturno

Aunque tu bebe podría abandonar las rutinas de comer en las noches por su propia cuenta cerca de la edad de 3 meses, no esperes (ni insistas), que un infante tan joven, abandone todo junto de una vez.
Pero si tu hijo/a tiene al menos 3 meses de edad y aún es amamantado o requiere una botella a la hora de ir a dormir, y debe comer de nuevo varias veces durante la noche, entonces podríamos decir que estas comidas extras en el transcurso de la noche, podrían ser la causa de que se despierte. Si este es el caso, podrías ser capaz de ayudarlo a dormir mejor al bajar el número de comidas que le son dados durante este periodo.
Sin embargo, si tu bebe consume una cantidad considerable de comida (amamantadas extendidas o botellas de más de 8 onzas durante la noche) entonces él ha aprendido que ciertas horas de la noche, son horas de comer. El eliminar estas comidas súbitamente no sería bueno ni aconsejable.
La cantidad de leche o jugo que tu hijo beba durante la noche podría ser considerable. Si logra tomarse 4 botellas completas de 8 onzas, entonces esa es una gran cantidad incluso para el consumo de un adulto durante la noche.

Resolviendo el Problema
Si has llegado a la conclusión que comidas excesivas e innecesarias durante la noche están perturbando el sueño de tu hijo/a, te sentirás aliviado al saber que aunque dichas comidas pueden llevar a severas perturbaciones en el sueño, este es uno de los problemas mas sencillos de arreglar.
Dos cosas deben ser tomadas en cuenta. La primera es el reducir o eliminar estas comidas, para evitar los varios efectos perturbadores del sueño que causan. La segunda es enseñarle a tu hijo/a nuevas asociaciones para dormir, para que este pueda quedarse dormido sin estar siendo cargado, sin estar comiendo, y sin chupar pecho o una botella. Puedes hacer estas cosas al mismo tiempo o cada una por separado.
Para resolver los problemas causados por las comidas, empieza por disminuir gradualmente el número de comidas nocturnas, su cantidad o ambas. Solamente no las detengas repentinamente. Un programa diseñado para permitirle desarrollar nuevos patrones será más fácil de seguir para él.
Tu meta es la de gradualmente mover las sensaciones de hambre de tu hijo/a de la noche al día. Una vez que solo quede una comida nocturna, puedes escoger si detenerla inmediatamente (o gradualmente) si prefirieres, ya que la cantidad de comida ingerida durante la noche ahora será relativamente pequeña.
Si estás trabajando en asociaciones para dormir y patrones de hambre simultáneamente, coloca a tu hijo/a en la cama tan pronto como termine de comer, incluso si despierta y empieza a llorar. Si lo estas amamantando y se duerme junto a ti, aléjalo cuando termine de alimentarse para que aprenda a quedarse dormido sin usar tu pecho como chupete. Acabas de alimentarlo, así que no estará hambriento, ahora solo estas cambiando sus expectativas de lo que sucede mientras se queda dormido.
Dentro de una semana, si todo sale bien, habrás terminado de reducir o eliminar las comidas nocturnas. Luego de eso, continua aplicando la técnica de espera progresiva en cualquier despertar durante la noche (excepto por las comidas) hasta que estos despertares se detengan. No debería de tomar más que unos cuantos días. Solución para dormir sin llanto…