Loading...

Más de un millón de afectados en Rodalies por las averías de señales


Los miles de pasajeros que habitualmente se desplazan en Rodalies –alrededor de 450.000 cada día laborable en el conjunto de Catalunya y 411.000 en el área de Barcelona, según los últimos datos de Renfe– viajan pendientes de las averías. Las que se producen en la señalización son el origen de la mayoría de alteraciones importantes. Según la información facilitada por esta compañía, en lo que va de año –hasta anteayer– se han registrado 35 incidencias con afectaciones destacadas atribuibles a instalaciones de este tipo de Adif. De acuerdo con los facilitados por la operadora, que al igual que el administrador ferroviario pertenece al ministerio que dirige en funciones José Luis Ábalos, aunque presta el servicio por encargo de la Generalitat, en este periodo más de un millón de usuarios han sufrido retrasos o han tenido que usar medios alternativos como consecuencia de estos contratiempos.









El último episodio relevante de averías se produjo anteayer, una jornada marcada por las fuertes tormentas caídas en gran parte de Catalunya acompañadas de aparato eléctrico, que se dejaron notar en el servicio ferroviario. Cinco fallos pusieron el sistema de Rodalies en jaque desde primera hora de la mañana hasta primera de la tarde. En total se vieron afectados 250 trenes que debían transportar alrededor de 80.000 pasajeros. Fuentes de Renfe precisaron que de estos fallos, tres estuvieron relacionados con la señalización.


Los puntos críticos son los tramos entre Sants y Bellvitge y de Vilassar a Mataró y la estación de Plaça Catalunya





Las 35 incidencias de señales con afectación al servicio registradas hasta la fecha suponen un promedio de una por semana. Algunas fueron especialmente problemáticas. En febrero y mayo destacaron las averías sufridas en el tramo Sants-Bellvitge, una zona compleja por el gran volumen de circulaciones y de viajeros que soporta, tanto de Rodalies –las líneas del Garraf y del aeropuerto de El Prat–, como de trenes de media y larga distancia, entre ellos los del corredor mediterráneo. En febrero, destacaron los fallos en Plaça Catalunya, otro punto sensible de la red en pleno centro de Barcelona, que se repitieron varios días. Y en abril y mayo, el área que peor lo pasó fue la del Maresme, con múltiples fallos entre Vilassar de Mar y Mataró, donde una sola avería duró trece días, del 18 al 30 de ese mes. En esa ocasión el origen fue la instalación de un material sensible al salitre a raíz de la renovación relacionada con la implantación del sistema ERTMS, que ponía los semáforos en rojo al mojarse con el agua del mar, que llega a las vías en varios puntos.









De todas las alteraciones del servicio ocurridas en el 2019, la más grave tuvo lugar el 23 de agosto en Sants. En un solo día y debido a una única avería, 300 trenes y 150.000 viajeros sufrieron demoras, en algunos casos superiores a una hora. El fallo afectó a la zona de vías que comunica esta estación con la de Passeig de Gràcia, lo que, además de generar retrasos, obligó a desviar los convoyes regionales que circulaban por Vilanova a la línea de Vilafranca. Se da la circunstancia de que esta incidencia derivó de otra del día anterior que no se reparó correctamente.

Las averías en la infraestructura son motivo de un largo conflicto institucional entre Fomento y Territori. El traspaso de la competencia del servicio de Rodalies del Gobierno central al catalán, efectivo desde el 2010, fruto del acuerdo que alcanzó en su día el Govern tripartito, no convence al departamento que hoy dirige el conseller Damià Calvet, que reclama un nuevo marco que garantice inversiones en la red fija (vías, catenarias, sistemas de señalización…). Por su parte, el ministerio –en sus diferentes etapas, tanto las del PP como las del PSOE– ha defendido que está dedicando importantes recursos a poner al día las instalaciones que son de su competencia. En este rifirrafe, también hay discrepancias entre Adif y Renfe. Pese a ser ambas de propiedad estatal, dan cuenta a dos administraciones distintas: el administrador ferroviario a Fomento y la operadora a la Generalitat.










¿Rodalies mejoraría si gestionara el servicio FGC?







Total votos: 0










Loading...


origen

error: Content is protected !!